Blog

Como definir una estrategia de marketing social

Como definir una estrategia de marketing social

¿Cómo definir una estrategia de marketing social? Una de nuestras políticas empresariales en Júbilo Estudios es brindar un servicio efectivo, para ello contamos con una estrategia definida de marketing social y auditoría.

Estos son algunas de las principales estrategias y pasos a seguir para obtener resultados óptimos en todas nuestras gestiones.

1: Definir Objetivos

Reforzar Servicio de Atención al Cliente: para fidelizar a su audiencia, nada mejor que atender a las necesidades del público.

Se trata de que sus cuentas sociales sean la plataforma a través de la cual personal capacitado de su compañía pueda responder consultas de los clientes.

Aumentar Tráfico Web: Orientaremos nuestra estrategia de marketing social a ofrecer contenidos atractivos que incluyan enlaces a su sitio. De esa forma sus Redes Sociales operan como un portal de ingreso de nuevos visitantes.

Impulsar su Reconocimiento de Marca: El foco es crear contenidos de calidad, que reflejen la identidad que, de su propuesta comercial, de esta forma lograremos que su empresa sea sinónimo de calidad.

Mejorar sus Ventas: las Redes Sociales también pueden funcionar como un espacio para atraer a las personas hacia sus productos. Para esto combinaremos la inclusión de enlaces hacia secciones clave del sitio web con la publicación de posteos frecuentes.

Retener Clientes (fidelización): El objetivo es mantener una relación con su audiencia, después de haberse efectuado un intercambio comercial.

2: Conocer el público objetivo

Hacerlo es de vital importancia, ya que ello le permitirá saber a quién dirigirse con sus comunicaciones, y, por ende, podrá seleccionar mejor los contenidos que va a publicar.

Teniendo en cuenta que en el proceso de compra intervienen diferentes partes: el decisor (quien decide qué comprar), el influyente (quien influye en la decisión de compra), el comprador (quien paga el precio) y el usuario (quien usa el producto).

Hay productos en los que estos 4 personajes confluyen en una sola persona, por ejemplo, cuando la persona compra una bebida para el almuerzo.

Sin embargo, hay productos donde cada parte está representada por una persona distinta, por ejemplo, en la compra de pañales: el decisor, probablemente sea la madre del bebé, un influyente puede ser el pediatra, el comprador podría ser el papá del bebé y el usuario el bebé.

Por lo que en estos casos debemos definir a quién/es vamos a destinar las comunicaciones, para poder concentrarnos en el/los/la/las.

Una vez identificada la audiencia objetivo, la caracterizamos para que asegurar que la información que compartimos en las redes sociales le generará valor agregado.

3: Proceso de Auditoría de marketing social para conocer la situación en las Redes Sociales

Una vez que definido el o los objetivos e identificado al público objetivo, llega el momento de conocer cuál es la situación actual de la marca en las Redes Sociales. Por ello llevamos a cabo un proceso de auditoría o control.

4: Escoger los mejores canales para difundir las propuestas

En efecto, cada Red Social tiene su propio estilo y características, que es necesario conocer para poder seleccionar las más adecuadas para favorecer el crecimiento del negocio.

Toda empresa seria de comunity manager debe apuntar a cumplir a lo mínimo estos 4 pasos. Inversiones de dinero sin planes ni estrategia en redes sociales es desperdiciar su tiempo y recursos.

 

Fuente: Fragmento de estatuto empresarial de Júbilo Estudios

Archivos